Los honorarios de la administración de consorcios siempre es un tema que, por lo menos, trae discusión. Pero hay cuestiones que tenemos que tener en claro antes de hablar de ellos y una de ellas es que honorarios no es lo mismo que sueldoo remuneración.

bajar gastos liquidaciones expensas consorcios

Partiendo desde esa base, en la que los honorarios no es un sueldo, tenemos que justificar esto. Tal vez para muchos es claro, pero hay otros más que creen que los honorarios del administrador de consorcios es, y cito textual, “es lo que gana el administrador que le pagamos entre todos”.

Esto es un error muy grande porque el administrador no es un empleado del consorcio. El administrador es el mandatario o representante legalde éste que es elegido en asamblea por mayoría. El que tiene obligaciones legales que cumplir y responsabilidades, legales también, a las que responder. Los únicos empleados que tiene el consorcio es el encargado, ayudante, personal de seguridad, vigilador, etc.

¿Cómo se calculan los honorarios de los administradores?

Por lo general, los honorarios se calculan en base a la cantidad de unidades funcionales que tenga el consorcio y ese valor puede ser más alto o más bajo, dependiendo de los servicios centrales que posea el edificio a presupuestar. Es decir, una valor X por la cantidad de unidades que tenga el edificio. La ubicación geográfica donde se encuentre ubicado el consorcio, no debería ser un factor de incidencia a la hora de presupuestar los honorarios del administrador. Por lo que un edificio de similares características, deberían tener el mismo presupuesto si se encontrase uno en Belgrano y otro en Flores.

En nuestro caso siempre publicamos los estimativos de nuestros honorarios, de acuerdo a la categoría del edificio.

Los honorarios del administrador no están regulados por ninguna legislación, o sea, no hay una ley o disposición local que diga: los honorarios del administrador van a ser x plata dependiendo la cantidad de unidades que pueda tener un consorcio. Es por esto que a veces hay muchas diferencias cuando se solicita una propuesta y se encuentra que algunos son más caros y otros mucho, pero mucho más baratos.

Una forma para saber si son caros o baratos, es tomar como referencia los honorarios de la CAPHAI (Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias), y utilizar la calculadora que ofrecen de manera gratuita. Nosotros utilizamos la tabla con los valores que ellos publican y actualizan cada 6 meses como referencia en los honorarios que presupuestamos.

Por tal motivo, y al no estar regulados de manera oficial, no existe una escala “oficial” de honorarios de administradores de consorcios, tanto a nivel local como a nivel nacional.

Asi se calculan los honorarios de las administraciones de consorcios

Hay extras que también pueden cobrarse por separado.

Otro punto que es muy confuso son los extras que cobran los administradores y que no incluyen, luego de haber presupuestado un valor por sus tareas, que pueden ser desde certificados de deudas, presentación de los formularios F931 y varios ejemplos más.

El problema en esto no es que los cobren, de hecho si cada uno considera que es correcto cobrar por un trabajo que excede las tareas que se hacen habitualmente, es totalmente entendible. El problema, a nuestro entender, radica en no informarlo antes, o sea, al momento de presupuestar. Pero muchas veces esto ocurre para no perder a un potencial cliente, entonces cuando luego cobran esos “extras” es cuando comienzan las fricciones entre la administración del edificio y los que viven en el, y las dudas empiezan a revolotear sobre si es realmente transparente o no.

La transparencia y claridad a la hora de presupuestar los honorarios, y qué cosas incluyen los mismos, es vital para que luego no haya confusiones a la hora de cobrar un extra. Y si la forma de aumentarlos, quedan asentados por asamblea, aún mejor.

Siempre, lo ideal es llegar a un acuerdo.

Para finalizar, la ultima palabra siempre la tiene el consorcio en asamblea a la hora de elegir al administrador y si está de acuerdo o no con sus honorarios. Lo ideal, y nuestra recomendación, es siempre dejar plasmado el importe que el administrador cobra por sus honorarios y si hay extras, también, en el acta de asamblea.

Tal vez esto último es mas difícil por el hecho de la variación en los precios de los extras y que no haya tanta regularidad en los mismos (un certificado de libre deuda, por ejemplo, no se piden todos los meses), pero en la medida que se pueda es mejor dejarlo por escrito para que no haya dudas futuras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here